Alimentos Saludables: Lo que necesitas saber

Una dieta considerada saludable. es aquella que es buena o beneficiosa para la salud o que nos ayuda a mantenernos dentro de los marcos considerados aceptables para nuestra edad. El organismo trabaja a base de vitaminas, minerale,  diversas sustancias y nutrientes que aportan los alimentos. Pero no solo son necesarios para la realización de las actividades diarias, sino que una correcta selección y planificación de los alimentos pueden prevenir muchas enfermedades, afecciones que, en muchos casos, se producen precisamente por ingerir alimentos poco saludables y malos hábitos, como fumar o beber alcohol. Conductas que disminuyen nuestra esperanza de vida.

Uno ejemplo de alimentos saludables que contienen diversos productos que en su conjunto aportan muchos nutrientes necesarios para la vida cotidiana, y que permite prevenir enfermedades como la ateroosclerosis y el colesterol alto es la dieta mediterranea

Además de una dieta variada y equilibrada, es importante seguir una serie de hábitos saludables, como hacer ejercicio, evitar el máximo estrés y descansar lo suficiente.

Es importante saber que no se deben seguir dietas exclusivas, ya que la mayoría de los alimentos y productos existentes son necesarios para mantener una buena salud, es decir, es necesario mantener un peso estable y evitar la obesidad al consumirlos. alimentos ricos en carbohidratos, que deberían constituir el 50% de la dieta de una persona normal. Priorizar la ingesta de alimentos que componen esta lista de alimentos saludables no debe implicar la exclusión de otros productos que también son necesarios para que el organismo realice sus funciones.

Fruta

La fruta es un alimento que no debe faltar en ninguna dieta saludable, ya que la mayoría de las vitaminas que necesitamos a diario provienen de ellas. Aunque aquí se presentan dos ejemplos, cualquier elección de este tipo de producto es beneficiosa. Las frutas más saludables incluyen:

Kiwi: Es una de las frutas más ricas en vitamina C, componente esencial para crear la sustancia que se produce entre los glóbulos blancos y que es necesaria para mantener altos niveles de defensas que ayudan al sistema inmunológico a defenderse de las amenazas externas. Además posee altísimos niveles de fibra y agua, por lo que es una fruta recomendada para combatir el estreñimiento y adelgazar.

Manzana: Contiene, entre otros componentes, pectina, flavonoides, ácido málico y quercitina, elementos que ayudan a reducir los niveles de colesterol y glucosa en sangre, por lo que se recomiendan para prevenir enfermedades cardiovasculares. También es rico en potasio y vitamina E.

Vegetales
Las verduras siempre se han considerado un ejemplo de alimentos beneficiosos para la salud que no deben faltar en las comidas. Sin embargo, las verduras de hoja verde son las que contienen más vitaminas y nutrientes. Las verduras que se pueden incluir en una dieta saludable son:

Brócoli: Es la verdura que contiene mayor valor nutricional por unidad de peso de producto comestible. Además de ser rico en vitamina C, niacina y ácido fólico, contiene betacaroteno y vitamina E, por lo que tiene efectos antioxidantes y regeneradores celulares.

Zanahoria: Destaca por su alto contenido en betacarotenos y propiedades antioxidantes. Su consumo reduce el impacto de los radicales libres, agentes nocivos que pueden producirse tanto por causas externas, como la contaminación, como internas, del propio organismo, y que atacan las células favoreciendo la aparición de enfermedades degenerativas, como el envejecimiento prematuro.

Cereales y hortalizas: Los cereales y las legumbres siempre han tenido un papel destacado en la historia de la alimentación, tanto por el bajo coste de producción como por los beneficios nutricionales (aportan energía con un bajo contenido en grasas). Entre estos productos podemos destacar:

Arroz integral: El hecho de que sea integral evita que pierda algunas de sus propiedades en los procesos de refinado a los que está sometido la mayor parte del tiempo. Además de ser un producto que aporta mucha energía, es bajo en grasas y muy rico en fibra.

Habas: Son las legumbres más ricas en hierro, aunque al ser del tipo vegetal es más difícil de absorber, por lo que es recomendable consumir productos ricos en vitamina C, que favorece su absorción. También contienen vitamina B1 y niacina, además de minerales como manganeso, cobre, calcio y fósforo.

Productos del Mar: El pescado es rico en proteínas y bajo en grasas saturadas, a pesar de ser un alimento para animales. También son una buena fuente de vitaminas y minerales, así como de ácidos grasos omega 3, recomendados para reducir el colesterol y prevenir enfermedades cardíacas.

Carnes Rojas


La carne es una rica fuente de proteínas, vitamina B12, zinc, yodo, selenio y fósforo, elementos esenciales para el buen funcionamiento del organismo. Las carnes blancas son más saludables que las carnes rojas, ya que aportan mucha proteína y son bajas en grasas. Dos ejemplos de carnes blancas saludables son:

Pollo o pavo: aunque las carnes blancas, como el pollo y el pavo, son menos ricas en hierro y zinc que las carnes rojas, son ricas en fósforo y potasio. Además, son ricas en ácido fólico y niacina, que ayudan en el funcionamiento del sistema digestivo, la piel y los nervios, y son importantes para la conversión de los alimentos en energía.

Conejo: Tiene un alto contenido en proteínas, aunque es bajo en grasas. También es bajo en sodio, por lo que puede ser consumido por personas con hipertensión.

En la dieta mediterránea también es habitual el consumo de otros productos, como el aceite de oliva y el vino. El aceite es rico en grasas monoinsaturadas, lo que aumenta los niveles de colesterol “bueno” sin aumentar los niveles de colesterol total. Además, gracias al ácido oleico y sus grasas de origen vegetal, ayuda a reducir el riesgo de sufrir bloqueos en las arterias.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *